Nos volcamos en la protección de la infancia más vulnerable

Más de 250 niños, niñas y adolescentes han sido atendidos por el Servicio de Atención Primaria Básica de Infancia y Adolescencia en 2020.

Para poder detectar situaciones de riesgo y ejercer una buena protección de la infancia se requiere de una adecuada coordinación en todos los ámbitos y entre todas las instituciones implicadas. Consciente de ello, el Ayuntamiento de Quart de Poblet no solo cuenta con un amplio catálogo de servicios psicológicos especializados, sino que realiza una intensa labora colaborativa.
Dentro de esta línea de actuación, el Consistorio convoca mensualmente al Grupo de Infancia y Adolescencia, órgano cuyo objetivo es fomentar y coordinar la intervención mediante el trabajo en red de los diferentes profesionales implicados en la atención de los niños, niñas y adolescentes.
A través del trabajo conjunto entre Servicios Sociales, el Centro de Día, Educación, el Centro de Salud, la Policía Local, la Policía Nacional y Sanidad, se trata de atender e intervenir en todas las situaciones existentes que afectan a las y los menores del municipio, especialmente en el caso de las familias más vulnerables.
Una labor que en 2020 llevó al área de infancia y adolescencia de Atención Primaria Básica de Servicios Sociales a realizar intervenciones con 253 niños, niñas y adolescentes en 184 familias, hogares en los que se daban escenarios de vulnerabilidad y de riesgo o que contaban con menores en situación legal de desamparo.
En el caso de situaciones de riesgo, se actuó con 35 niños, niñas y adolescente, y se hizo el seguimiento e intervención de los 19 chicos y chicas tutelados por la Generalitat Valenciana.
De igual manera, se llevó el seguimiento de los trece menores que se encuentran en acogimiento en familia extensa, en constante coordinación con la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.
Entre todas las actuaciones llevadas a cabo por el equipo especializado del Ayuntamiento, destacan especialmente aquellas dadas en situaciones de crisis, un total de 25 durante el año pasado. Se trataba de contextos en los que se había producido violencia entre los miembros de la unidad familiar o existía una situación de desprotección de niños, niñas y adolescentes. Circunstancias que requirieron de una respuesta inmediata, adecuada y a menudo coordinada con otros sistemas profesionales y recursos extramunicipales, siempre desde la base de asegurar el supremo interés del menor.Más de 250 niños, niñas y adolescentes han sido atendidos por el Servicio de Atención Primaria Básica de Infancia y Adolescencia en 2020.

Para poder detectar situaciones de riesgo y ejercer una buena protección de la infancia se requiere de una adecuada coordinación en todos los ámbitos y entre todas las instituciones implicadas. Consciente de ello, el Ayuntamiento de Quart de Poblet no solo cuenta con un amplio catálogo de servicios psicológicos especializados, sino que realiza una intensa labora colaborativa.
Dentro de esta línea de actuación, el Consistorio convoca mensualmente al Grupo de Infancia y Adolescencia, órgano cuyo objetivo es fomentar y coordinar la intervención mediante el trabajo en red de los diferentes profesionales implicados en la atención de los niños, niñas y adolescentes.
A través del trabajo conjunto entre Servicios Sociales, el Centro de Día, Educación, el Centro de Salud, la Policía Local, la Policía Nacional y Sanidad, se trata de atender e intervenir en todas las situaciones existentes que afectan a las y los menores del municipio, especialmente en el caso de las familias más vulnerables.
Una labor que en 2020 llevó al área de infancia y adolescencia de Atención Primaria Básica de Servicios Sociales a realizar intervenciones con 253 niños, niñas y adolescentes en 184 familias, hogares en los que se daban escenarios de vulnerabilidad y de riesgo o que contaban con menores en situación legal de desamparo.
En el caso de situaciones de riesgo, se actuó con 35 niños, niñas y adolescente, y se hizo el seguimiento e intervención de los 19 chicos y chicas tutelados por la Generalitat Valenciana.
De igual manera, se llevó el seguimiento de los trece menores que se encuentran en acogimiento en familia extensa, en constante coordinación con la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.
Entre todas las actuaciones llevadas a cabo por el equipo especializado del Ayuntamiento, destacan especialmente aquellas dadas en situaciones de crisis, un total de 25 durante el año pasado. Se trataba de contextos en los que se había producido violencia entre los miembros de la unidad familiar o existía una situación de desprotección de niños, niñas y adolescentes. Circunstancias que requirieron de una respuesta inmediata, adecuada y a menudo coordinada con otros sistemas profesionales y recursos extramunicipales, siempre desde la base de asegurar el supremo interés del menor.